El arte público como catalizador en la reconstrucción social

Artista mexicano que ha participado en más de 250 eventos de ARte

Jorge Ismael Rodríguez es un artista mexicano que ha estado realizando escultura, instalaciones, intervenciones en espacios públicos y privados, ha presentado performances, impartido talleres y dictado conferencias.

En este tiempo, ha diseñado exitosas estrategias para el desarrollo y la transformación de espacios escultóricos, grandes ambientaciones y duraderos procesos relacionales en Japón, España, Canadá, Francia, Colombia y México.

Sobre sus inicios el artista comenta:

“Me encontré con el arte de manera fortuita, a los 7 años, tuve hepatitis y en los tempranos 60´s lo único que un niño podía hacer era estar encerrado, leer e inventarse actividades que pudiera desarrollar de manera solitaria, mi madre me regaló dos cajitas de plastilina multicolor y con ellas pude inventar mis propios personajes y un mundo contenido en la caja de un mesa banco, escolar, ahí sin saberlo, me encontré con la posibilidad de crear y recrear, y al mismo tiempo conocí la efectiva capacidad sanadora de los procesos creativos.

Desde el inicio me he dejado tocar por esta capacidad sanadora del arte y con frecuencia la he replicado para la construcción y reconstrucción tanto humana como comunitaria, estas ricas experiencias me han ayudado a descubrir y viajar por territorios que no imaginaba que pudieran existir”.

“En los 80’s pasé de la escultura tradicional al arte objeto y de ahí a la instalación, de la instalación a la interacción y desde los 90’s al dialogó de carácter simbiótico con el público para crear obras experienciales que generalmente pasan por la deconstrucción y reconstrucción desde mis puntos de coincidencia con las micro ecologías culturales de los receptores”.

Luego de mucho trabajo, múltiples rutas y enriquecedoras experiencias, sus procesos de investigación le han permitido depurar sus prácticas creativas, siendo muy joven su investigación sobre el arte público, la tridimensionalidad, y el espacio en procesos de interacción, lo llevaron a transitar, antes de que la etiqueta existiera, por lo que ahora conocemos como Arte Relacional.

En los últimos años ha encontrado sus propias derivaciones de esa vía a las que llama “Arte simbiótico”, (procesos en los que él espectador debe convertirse en co-creador).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *