¿Sembrar árboles es el mejor remedio contra el cambio climático?

un software y árboles realmente pueden hacer la diferencia

En la lucha que se libra contra el cambio climático y el calentamiento global, es crucial seguir eliminando los combustibles fósiles de nuestras economías y proteger los bosques que existen.

Los expertos coinciden en la capital importancia que tiene disminuir las emisiones de dióxido de carbono y también están de acuerdo en que existe una estrategia natural que puede tener resultados sorprendentes para reducir estas emisiones nocivas: la siembra de nuevos árboles. 

La capacidad natural de los árboles para absorber dióxido de carbono los convierte en un aliado formidable en esta lucha y un nuevo estudio dado a conocer, asegura que la restauración de los bosques podría aportar una disminución de alrededor de 205 mil millones de toneladas de CO2, que representan aproximadamente dos terceras partes del carbono adicional que las actividades humanas han introducido a la atmósfera desde la revolución industrial; o sea, un 25% del total de la cantidad de dióxido de carbono que encontramos en el aire. 

El documento afirma que en todo el mundo, existe un área disponible para la siembra de nuevos árboles, mucho mayor de lo que se pensaba anteriormente, y que esta acción, es la solución más efectiva con que contamos los seres humanos actualmente para enfrentar el cambio climático. 

Los árboles son un valioso activo en la lucha contra el aumento de temperaturas.

El Panel Intergubernamental contra el cambio climático –IPCC- afirmó que si quisiéramos limitar el aumento a 1.5º C para el año 2050, se necesitaría 1 millón de hectáreas adicionales de árboles, pero ha sido difícil estimar con precisión la cantidad de árboles que puede soportar el mundo. 

Este nuevo informe intenta mostrar no solo cuántos árboles se pueden cultivar, sino también dónde se pueden plantar y su impacto en las emisiones de carbono.

Hasta ahora se ha mejorado la cobertura forestal a gran escala reduciendo el tamaño de su población, como en Rusia; aumentado la productividad de la agricultura industrial como en Occidente y por orden directa del gobierno como en China, pero ninguna de estas acciones parece posible o sostenible a nivel global. 

Científicos de la Universidad ETH de Zurich, Suiza, emplearon un método llamado fotointerpretación para analizar la información resultado de la observación de 78,000 bosques a nivel mundial.

Utilizando el software de mapeo de Google Earth, pudieron desarrollar un modelo predictivo para mapear el potencial global para la siembra de árboles, descubriendo que excluyendo los árboles ya existentes, las tierras de cultivo y las áreas urbanas, el mundo podría sostener una cobertura arbórea adicional de 900 millones de hectáreas. 

Los investigadores identificaron los países donde podría llevarse a cabo la mayor parte de la restauración forestal: Rusia, los Estados Unidos, Canadá, Australia, Brasil y China, pero es esencial empezar cuanto antes porque a medida que sigue el calentamiento, se reduce el área potencial para plantar árboles en los trópicos. 

Una vez que los nuevos bosques maduren, podrían reducir el dióxido de carbono en nuestra atmósfera a niveles que se vieron por última vez hace casi un siglo.

Plantar árboles para absorber dos tercios de toda la carga de carbono antropogénico hasta la fecha parece demasiado bueno para ser cierto. Probablemente porque lo es”. 

Martin Lukac, de la Universidad de Reading

¿Realmente te interesa ayudar a enfrentar el cambio climático? Te invitamos a The Green Expo 2019.

 

Por favor regalanos un like y siguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *