Esther Mahlangu: La artista de 83 años que colabora con BMW

La artista sudafricana que pinta para BMW

La Dra. Esther Mahlangu, es una artista sudafricana de la nación Ndebele, conocida por sus “audaces pinturas contemporáneas” que hacen referencia a su herencia étnica, quien a pesar de su origen, género y edad ha conseguido un gran reconocimiento a su trabajo: la creación de diseños para la firma BMW y haber sido la primera mujer en firmar uno de los modelos de esta empresa alemana.

primer mujer en colaborar con BMW

Esta reconocida pintora africana nació el 11 de noviembre de 1935 – actualmente tiene 83 años – en Middelburg, una pequeña ciudad en la provincia nororiental de Mpumalanga, Sudáfrica, cerca de la frontera con Zimbabue, en el seno de la comunidad Ndebele, un grupo étnico proveniente de los nguni, uno de los grupos bantú que migraron desde el centro y el este de África en el siglo IV D.C., en el que uno de los rasgos principales de su arte es su tradición femenina, que se transmite de generación en generación desde edades muy tempranas.

Las mujeres Ndebele decoran las paredes exteriores de las casas con patrones y colores muy vivos, creando sorprendentes diseños que simbolizan eventos muy significativos para la tribu como bodas u otras celebraciones y sirven también como medio de comunicación entre sus miembros.

Con la ayuda de su abuela y su madre, Esther se inició en la pintura a los 10 años, recibiendo las primeras lecciones que le servirían más tarde para su carrera artística. Durante su juventud y edad adulta afianzó su talento e hizo de él una profesión y así, por varias décadas, aprendió el arte tradicional de abalorios, elementos de múltiples formas, materiales y colores que se utilizan para elaborar collares, pulseras u otros objetos para el arreglo personal.

Esther Mahlangu fue una de las primera pintoras en transportar sus creaciones de los murales y las fachadas a los lienzos y a otros objetos; en forma de imágenes, vasos o carpetas, llevó su arte de forma constante a nuevos contextos, combinando su obra con elementos que se utilizan en la vida diaria. También fue pionera en exponer sus obras en galerías y museos, acercando su talento a los grandes públicos de países de Europa, Asia y América y llevando este arte local a escala internacional. De esta manera, su trabajo artístico le ganó el reconocimiento en todo el mundo y le permitió colaborar con diferentes marcas. En 1991 se convirtió en la primera mujer en plasmar su arte en un BMW 525i Sedán, cuya carrocería decoró con colores brillantes y formas ornamentales típicas del arte Ndebele, convirtiéndolo en un icónico BMW Art Car.

Exposición BMW_525i_Art_Car

Hace dos años, por segunda ocasión, la marca automovilística le encargó uno de sus diseños; esta vez, para pintar sus motivos característicos en la moldura de madera real del interior de un BMW Serie 7 Sedán de lujo, transformándolo en una obra de arte dinámica. Para lograr esto, los especialistas de BMW supervisaron el proceso de fabricación completo y desarrollaron una moldura de madera fina color blanco para ser pintada con las imágenes de Esther antes de sellarla para asegurar su longevidad e instalarla dentro del vehículo.

El BMW Individual Serie 7 de Esther Mahlangu fue presentado en el Lounge BMW y subastado en la Feria de Arte de Frieze, en el Regent´s Park de Londres. Los beneficios se destinaron para la causa The Art Room, un proyecto elegido de manera conjunta entre Frieze y BMW que apoya el desarrollo de niños y jóvenes de cinco a dieciséis años de edad. En la Feria también se expuso una muestra con sus obras, dando una perspectiva más completa de su trabajo. 

Pero BMW no es la única marca de prestigio que ha expuesto la obra de esta sorprendente artista. El año pasado, realizó una alianza con Belvedere Vodka para unirse a la campaña RED que lucha contra el SIDA. También se alió con la marca sueca de zapatillas Eytys, para crear un modelo especial con bordados diseñados por ella. Sus diseños han hecho parte, incluso, de las colas de los aviones de British Airways.

Esther Mahlangu recibió un doctorado honorario de la Universidad de Johannesburgo, hace un año, el 9 de abril de 2018. A pesar de que es todo un ícono de su país y que su popularidad alcanza todo el mundo, Esther Mahlangu, la mujer del arte nacido de su tradición, asegura que sigue siendo la misma persona sencilla de siempre.

Por favor regalanos un like y siguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube