Gran Museo del mundo Maya de Mérida

ROMPIENDO LOS MOLDES DE LA INFRAESTRUCTURA CULTURAL

Grupo Hermes ha tenido el honor de participar en algunos de los proyectos de infraestructura pública y privada más relevantes de la historia reciente de México, proyectos que nos enorgullecen y motivan porque sabemos que, a través de ellos, hemos contribuido de manera directa al desarrollo y crecimiento de México.

De todas las obras de infraestructura que hemos desarrollado, hay una que sobresale por su nobleza y valor cultural: El Gran Museo del Mundo Maya de Mérida. Desde la licitación pública de este gran proyecto lo hicimos convencidos de la trascendencia que tendría para todos los mexicanos. Porque en Grupo Hermes sabemos que México requiere de obras que nos permitan reforzar y renovar el diálogo con nuestra cultura.

Un elemento que nos atrajo de esta magna obra fue que se trataba de un Proyecto para Prestación de Servicios (PPS), esquema basado en la suma de esfuerzos y talentos de los sectores público y privado para el desarrollo de infraestructura y servicios públicos de primera calidad.

En este sentido, el desafío implicaba no sólo la construcción, sino el financiamiento y operación a largo plazo del primer museo que se construye bajo este esquema de inversión en América Latina; lo que coloca a Grupo Hermes y al Gobierno de Yucatán como punta de lanza en la materia.

El modelo de PPS diseñado para el desarrollo del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida representa un parteaguas en el desarrollo de infraestructura en México e implicó desafíos para los que pocos estaban preparados.

Para darnos una idea de la magnitud de la obra, basta decir que se utilizaron miles de toneladas de acero y de concreto, se crearon más de 1,500 empleos directos y 4,500 indirectos, con una inversión inicial de 770 millones de pesos para construcción y equipamiento, y un grupo de 15 empresas trabajando al unísono.

La construcción se desarrolló a partir del diseño de vanguardia de 4A Arquitectos, cuyo símbolo central se encuentra en la colosal estructura de acero que representa el follaje de una gigantesca ceiba. En el proceso constructivo participaron empresas yucatecas como IDIMSA, que están al nivel de las mejores a escala mundial.

La asociación la empresa Oinos Dyonisos, dirigida por el reconocido museógrafo José Enrique Ortiz Lanz, nos permitió presentar un proyecto museográfico de clase mundial, en el que participaron más de 100 especialistas de todas las áreas involucradas, tales como, arqueología, antropología e historia. De igual manera se coordinó la creación de un espectáculo de luz y sonido ideado por el prestigiado maestro Xavier de Richemont, artista de fama mundial.

En paralelo, HOATSA, empresa de Grupo Hermes especializada en la operación y administración de infraestructura pública, trabajará para asegurar que el museo cuente con el mantenimiento que requiere a lo largo de los próximos veinte años.

Hoy, al observar la obra concluida, puedo decir con gran satisfacción que gracias a proyectos de esta envergadura, Grupo Hermes se ha consolidado como un grupo empresarial líder en el desarrollo de proyectos de asociación público-privada en México.

Y más importante aún, al invertir en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida, Grupo Hermes se congratula por haber contribuido en la dignificación y promoción de la cultura Maya, la cual nos enorgullece e identifica como mexicanos.

Carlos Hank González

Marzo 2013

Revista 51

Por favor regalanos un like y siguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube