Las fábricas de Tesla – Tecnología sustentable para la nueva era

Tesla Inc. es una compañía estadounidense con sede principal en Sillicon Valley, CA., que diseña, fabrica y vende autos eléctricos, pero no solo eso; Tesla es mucho más que un fabricante de automóviles, es también una de las compañías más importantes de tecnología y diseño con enfoque en innovación energética en el mundo. Tesla fue fundada en 2003 por un grupo de ingenieros, entre ellos su director ejecutivo, Elon Musk, con el objetivo de acelerar la transición del mundo hacia la energía sostenible, combatir el calentamiento global y las muertes causadas por la contaminación generada por el transporte; redactó lo que llaman su “Plan Maestro” para influir en la industria desde sus inicios y con recursos limitados, en el que destacan 3 puntos cuyo objetivo ya han logrado.

PLAN MAESTRO

Comenzar con un proyecto peque- ño, fabricando el Tesla Roadster, cuya producción se limitaría a unas cuantas unidades, a un precio alto, demostrando que era posible fabricar un vehículo eléctrico de gama alta, funcional, veloz y estilizado; sin embargo, el efecto en la industria, fue mayor a lo esperado y Bob Lutz, antiguo presidente general de General Motors, afirmó que el Tesla Roadster fue el responsable de que iniciaran el programa del Chevy Volt, que en un efecto domino, influyó en el programa del Nissan Leaf y así sucesivamente. Fabricar un vehículo cuya producción aumentaría respecto al volumen de unidades, a un menor precio que su antecesor: el Tesla Model S demostró poder competir con los automóviles de turismo de segmentos similares, sin mayor dificultad; por lo que sobre la misma plataforma inició la producción del Tesla Model X, una mezcla de un monovolumen y una SUV, con capacidad para 7 adultos. Fabricar un vehículo producido en gran volumen con un costo asequiblepara mercado masivo: a partir de los beneficios que obtuvo con los modelos anteriores y con el fin de reducir los cotos de las baterías de iones de litio, Tesla y sus socios estratégicos, como Panasonic, iniciaron la construcción de una gigantesca fábrica en Nevada, que permitirá abordar el proyecto Tesla Model 3, al facilitar la producción de las baterías de iones de litio y el nuevo modelo de la compañía.

El éxito obtenido, tuvo lugar gracias a la perfecta implementación del plan maestro, y a factores externos que impulsaron el desarrollo de la sustentabilidad. Inicialmente, Martin Eberhard, CEO de la compañía, planeaba el establecimiento de la fábrica en Albuquerque, Nuevo México, pero los planes se reconsideraron al ser expulsado de la compañía en 2008.El entonces gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, impulsó una serie de incentivos para la fabricación de autos cero emisiones, entre los que se incluía la exención de impuestos en la compra de maquinaria para la construcción de los mismos.

TESLA FACTORY

Ubicada en el área industrial del este de Fremont, California, es una de las fábricas de automóviles más avanzadas del mundo. Fue construida por General Motors hacia 1955 y cuenta con una extensión de 370 acres, aunque su actividad se concentra en el edificio principal que contiene 5.3 millones de pies cuadrados de espacio dedicado a la manufactura y a las oficinas.

Desde 1984 las enormes instalaciones albergaron a la New United Motor Manufacturig, Inc. – NUMMI – una joint venture entre GM y Toyota para fabricar autos de ambas compañías que duró hasta 2009. En su punto más alto, la planta llegó a producir 500,000 automóviles por año. El 1º de abril de 2010, produjo un Toyota Corolla s rojo que sería su última unidad. La producción de Toyota se traslado a Blue Springs, Mississippi.

Para mayo de ese año, Tesla Motors y Toyota anunciaron que colaborarían en la producción de vehículos eléctricos, sistemas de producción y soporte de ingeniería, con lo que se dio a conocer la compra parcial de los edificios de NUMMI por 42 millones de dólares. El 19 de octubre de 2010, Tesla tomó posesión de la fábrica y abrió las operaciones el 27 de ese mismo mes. Para 2011, Tesla Motors compró con grandes descuentos la totalidad de las instalaciones a NUMMI y equipos de producción a Toyota por unos 17 millones de dólares. La adquisición, dio lugar a amplias remodelaciones, antes de que se colocará el primer Tesla Model S en la línea de producción en junio de 2012. Se agregaron tragaluces, así como luces aéreas de alta eficiencia para iluminar los espacios oscuros y encerrados con los que se encontraron. Además los pisos y muros se pintaron de un blanco inmaculado, como en un laboratorio tanto para iluminar el espacio, como para marcar el rumbo de la atención al detalle que los caracteriza. Robots que cumplen con los más altos estándares de la tecnología de vanguardia colaboran en la producción, levantando, girando soldando y ensamblando la celda de aluminio del ocupante y la carrocería para alcanzar niveles de tolerancia extremadamente altos. En julio de 2014, se hizo una pausa en la producción para actualizar la línea de ensamblaje, se agregó capacidad al taller de carrocería, se mejoró el ensamblaje del tren motriz y se modernizaron las instalaciones para los empleados. Entre los nuevos equipos, destaca una nueva estampadora de aluminio, equipo que permitió aumentar la velocidad de producción entre 10 y 20 veces, respecto al equipo anterior. Además se añadió una sala de pintado, que hizo posible acelerar el proceso e incrementar el número de unidades por hora que se trabajan. Esta sala se apoya en una nueva generación de robots ensambladores que Maravillas de la Ingeniería aceleran los procesos.

Con el Modelo S de doble motor en producción y el Model X en el horizonte, era necesario actualizarse para asegurar que se podía satisfacer la demanda que se podía predecir para el futuro. Actualmente, su operación puede producir más de 100,000 vehículos al año y los empleados cuentan con un mayor número de comodidades, que en definitiva, los mantienen motivados, felices y saludables. Estas instalaciones tienen como objetivo incrementar la producción del Model S y

el Model X, pero por si fuera poco, ahora se ha sumado la producción del Model 3. Entre los tres tienen la encomienda de llevar la producción de Tesla de las 50,000 unidades que logró en 2015, a las 500,000 que espera para 2020. Una meta ambiciosa, que sin duda, comprueba que las actualizaciones constantes de la planta, tienen un papel estratégico en la consecución de sus objetivos. Tesla Inc. pretende ofrecer a sus clientes una experiencia convincente para acelerar la transición del mundo hacía la energía sostenible. Para lograr dicho objetivo, se plantearon producir un volumen de vehículos eléctricos que resulte suficiente para forzar el cambio en la industria automotriz. Con los 500,000 autos por año que planificaron producir, tan solo Tesla requerirá la totalidad de la producción actual de baterías de iones de litio, por lo que surgió la imperiosa necesidad de construir una fábrica que suministrará suficientes baterías para respaldar su proyección de demanda vehicular.

Tesla GigaFactory 1 En junio de 2014, se puso en marcha el proyecto para la construcción de “La Gigafábrica de Tesla”; en esta ocasión, ubicada en una zona dónde aún es posible observar caballos salvajes corriendo libremente, a las afueras de Sparks, Nevada, y cuya inversión ascenderá a los 5,000 millones de dólares. Estratégicamente ubicada a unos 330 km de distancia, de la planta de Fremont, California, medirá unos 5.8 millones de pies cuadrados y se planea que esté terminada en 2020. Su nombre proviene de la capacidad anual planificada de producción de baterías de la planta, que es de 35 gigawatt/hora -GWh- , Giga es una unidad de medición que representa -miles de millones-. Un GWh es el equivalente a generar mil millones de watts por hora: un millón de veces el de un Kilowatt -kWh-. El edificio de la GigaFactory está reforzado con inmensas X rojas hechas de acero resistente a sismos. Se construye como estructuras separadas, como medida de seguridad frente al riesgo de daños catastróficos que resultarían de un terremoto. Elon Musk dio a conocer que la fábrica tendrá forma de diamante y que estará orientada al Norte, con el objetivo de ubicar mejor los paneles solares de la cubierta, reducir el movimiento de tierras y localizar con facilidad todos los componentes y equipos por GPS. Y cumpliendo con su misión de transformación hacia un mundo de energía sostenible, ésta fábrica será energéticamente autosuficiente ya que producirá su electricidad con paneles solares, molinos de viento y sistemas geotermales, así mismo, tratará de minimizar el impacto medioambiental mientras se ocupa de obtener una energía neta cero.

El edificio tendrá cuatro pisos, aunque en algunas áreas solo contará con dos o tres pisos reales, para permitir la utilización de maquinaria de gran altura. Por el momento, la batería en sí no se fábrica en ella todavía, solo se ensamblan los paquetes de baterías para sus productos de almacenamiento de energía para el hogar y la industria: Powerwall y Powerpack de Tesla. En colaboración con Panasonic y otros socios estratégicos, se producirán baterías a un costo significativamente menor utilizando economías de escala, fabricación innovadora, reducción de desechos, reciclaje de paquetes de baterías y la optimización que implica colocar la mayor parte del proceso de fabricación bajo el mismo techo; con ello se espera reducir en más del 30% el costo por kWh de cada batería; de lograrlo, Tesla podría pasar de los 190 dólares por KWh que aproximadamente le

cuesta en la actualidad, a 124 dó- lares, cifra que se acerca a los 100 dólares que, según los expertos, supondrán el punto de inflexión para el automóvil eléctrico, al lograr acercarse a los costos de fabricación de los modelos de combustión interna. Tesla proyecta iniciar la producción de celdas de batería a finales del presente año y pretende que hacia 2018, la Gigafactory alcance su plena capacidad, previendo que producirá más baterías de iones de litio en un año, que las que se produjeron a nivel mundial en 2013. Incluso el CTO de Tesla JB Straubel dijo que ésta “doblará la capacidad mundial en una única fábrica y reinventará la cadena de suministro”. Además de destinar las baterías al sector automotriz, se emplearán para dar energía al hogar y a la industria. En la planta se producirán un total de 35 GWh en células de iones de litio para cumplir con la demanda de la Tesla Factory en Fremont y 15 GWh de células de iones de litio para paquetes de baterías estacionarios, para uso en edificios. Apuesta por la generación de energía sustentable: la adquisición de SolarCity. En agosto del año pasado, Tesla superó las expectativas al adquirir Solar City por 2,600 millones de dólares, una empresa de servicios de energía solar. Esta adquisición es una parte muy importante en la creación del futuro sustentable que desean impulsar, ya que les permitirá transformarse en una empresa de energía sostenible, verdaderamente integrada y capaz de desarrollar, producir, vender, instalar y dar servicio post-venta a estos productos de la manera más transparente posible. Tesla está apostando por que el futuro de la generación de energía será mayoritariamente un sistema integrado que combine la energía solar. SolarCity es el proveedor número 1 de paneles solares residenciales y comerciales en Estados Unidos. Mantiene una cadena de suministro integrada verticalmente parala fabricación de módulos de alta eficiencia, cuenta con una excelente fuerza de ventas directas y tiene el mejor equipo de instalación en la industria. Además ofrece opciones de financiación innovadoras logrando reducir el costo de capital y hacer que la energía solar sea más accesible y asequible para sus clientes.

Tesla pretende que SolarCity represente el 40% de los activos de la compañía combinada sobre una base de costo histórico para contribuir $ 1 + millones de dólares en ingresos en 2017, y para añadir más de medio billón de dólares en efectivo al balance de Tesla sobre los próximos 3 años. SolarCity financia equipos y su construcción sobre la base de los pagos de clientes, al igual que otros negocios basados en suscripción, como servicios públicos regionales y por cable o proveedores de servicios de voz y recibe un flujo constante de dinero en efectivo como resultado. Las tejas fotovoltaicas Esta propuesta, revoluciona el concepto de las placas solares actuales, que suelen ser robustas, llamativas y difíciles de integrar al entorno. El modelo de partida contará con cuatro diseños diferentes: teja, beige, pizarra y gris.

Este tipo de tejas de cristal templado son mucho más resistentes que las existentes en el mercado, por lo que soportarán fenómenos meteorológicos extremos. Por el momento, no se han dado detalles respecto a la fecha de comercialización ni el precio de salida de este producto, pero si han confirmado que estará a la venta a través de Tesla. Tesla Inc. se encuentra revolucionando ya tres industrias, liderando con innovaciones tecnológicas y sustentables; y ha

construido una gran oportunidad para crear una compañía de energía sostenible, verticalmente integrada y que ofrece productos de energía limpia de extremo a extremo. Aprovechando las competencias básicas de cada una de las divisiones de la compañía, el consumidor podrá disfrutar de la implementación y el consumo de energía de una manera eficiente y sostenible.

 

Marzo 2017

Revista 98

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *