Eliminando los riesgos de la rentabilidad del proyecto con BIM

Por: Allison Huffman

Alto riesgo, bajo margen. Esta descripción demasiado familiar de la industria de la construcción es el corazón del enfoque láser de los contratistas en la rentabilidad de fondo y la superación de las variables que pueden salir mal (y a menudo lo hacen).

La prueba de ese desafío está en los números. Según la “Encuesta de propietarios de proyectos de construcción global 2015 de Climbing the Curve” de KPMG, solo una cuarta parte de los proyectos de construcción en los últimos tres años se produjeron dentro del 10 por ciento de los plazos originales. Y, la Encuesta Internacional de Mercado de la Construcción de Turner y Townsend de 2016, encontró que el margen promedio del proyecto de construcción global cayó de un ya bajo 6.3 por ciento en 2015 a 6.1 por ciento.

No importa el tamaño del proyecto o la línea de tiempo, siempre ha habido una dura realidad: esperar lo inesperado. Pero ¿qué pasaría si pudieras eliminar más sorpresas y reducir el riesgo con mayores ganancias?

Es hora de “hacerse inteligente”

El impulso de la metodología BIM (Building Information Modeling) originalmente comenzó con los propietarios que deseaban resultados más eficientes. Ahora se ha conectado en cascada a lo largo del proceso de diseño y todas las partes involucradas. Ya no es solo el futuro de la construcción, está sucediendo porque los beneficios de BIM son demasiado convincentes como para ignorarlos. El libro Getting to Grips with BIM: una guía para pequeñas y medianas empresas de arquitectura, ingeniería y construcción, informó que en 2013-2014, BIM fue un contribuyente significativo para ahorrar más de 800 millones de libras en costos de construcción, tan solo en el Reino Unido.

DPR Construction fue uno de los pioneros de BIM en 1997 y logró un gran avance en el campus Mountain View de Camino Medical Group de Sutter Health, que se completó en 2007. Camino, fue el primer proyecto de DPR en utilizar una combinación de BIM, entrega de proyectos integrados (IPD) y metodología Lean.

“En el proyecto Camino, el uso estratégico del equipo de BIM en el centro médico ambulatorio de 250 mil pies cuadrados resultó en un ahorro en costo y tiempo estimado de al menos 9 millones de dólares y seis meses sobre el enfoque tradicional de CM en riesgo”, DPR escribió en el artículo “18 años de BIM”.

Ahora todos juntos

BIM es conocido por su visualización y los beneficios que deriva. Pero uno de los mayores ahorros en costos de BIM para la construcción proviene de la colaboración inherente que promueve. Los respaldos del propietario, el arquitecto, los gerentes de construcción y los contratistas están borrados. Todos están en la misma página y todos los datos se pueden recopilar, almacenar y compartir. Esto hace que las proyecciones y la construcción real sean mucho más precisas y transparentes. Los materiales se guardan y las líneas de tiempo son más estrictas.

Reduce el retrabajo

Tener que volver a hacer el trabajo es uno de los principales factores para que los proyectos de construcción se vayan a números rojos. Siendo realistas, rehacer el trabajo es algo que probablemente nunca se elimine por completo de la metodología, pero se puede reducir drásticamente, lo que permite ahorrar miles o incluso millones de dólares, dependiendo del proyecto. Pasar del 5 al 2 por ciento del retrabajo es una cifra considerable. La información detallada de BIM incluida en el modelo contribuye a la reducción de tener que hacer de nuevo las cosas, mediante la capacidad de mejorar la detección de conflictos y programación de subcontratistas. Los equipos pueden detectar los problemas antes de que ocurra el desperdicio inherente. Y las partes interesadas en la construcción generalmente se involucran mucho más temprano en el proceso de diseño y planificación en un proyecto habilitado para BIM, lo que ayuda a eliminar tener que retrabajar incluso antes.

Mantenerse a salvo

La seguridad es primordial, especialmente para prevenir y reducir problemas de lesiones de los trabajadores y los costos derivados. BIM ayuda en esto identificando riesgos de seguridad potenciales, tanto en la fase de planificación como in situ. A través de visualizaciones, los trabajadores pueden preparar y comprender toda el área para mitigar los riesgos. Cuando hay lesiones de trabajadores y vidas en juego, este es el resultado final que todo equipo de construcción quiere lograr.

Abrazar la disrupción

Las tecnologías que irrumpen en la industria de la construcción abarcan toda una gama, desde dispositivos móviles hasta realidad virtual, drones, escaneo láser, Internet de las cosas (IoT) y la nube. La construcción se está volviendo digital; no hay forma de evitarlo. A medida que el ritmo de la tecnología inteligente continúe su rápido ascenso, la industria de la construcción debe adoptarlo para lograr mayores ganancias.

BIM puede ayudar a las partes interesadas a manejar todas estas tecnologías y ponerlas a trabajar para lograr una mayor eficiencia y productividad.

“Toda esa información se envía a la nube en tiempo real. ¿El resultado? Un proyecto más eficiente y un edificio de mayor calidad”. Precisa Allison Huffman, gerente de mercadotecnia de industria para Autodesk.

Este artículo apareció originalmente en Redshift de Autodesk (https://www.autodesk.com/redshift/), un sitio dedicado a inspirar a diseñadores, ingenieros, constructores y fabricantes. Originalmente la versión de este artículo apareció ateriormente en Construction Executive.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *