Luego de la intensa labor de negociación del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, los industriales de Nuevo León reconocen la labor realizada por las autoridades mexicanas, así como del equipo del sector privado que apoyó el proceso; estamos seguros de que, en gran medida, lo alcanzado será de amplio beneficio para el comercio del país.
Sin duda, el acuerdo mantiene el espíritu de libre flujo de mercancías en América del Norte, permitiendo un ambiente de certidumbre y atracción de la inversión a la región.
Lo anterior, nos permitirá continuar siendo una de las zonas más competitivas del planeta.
No obstante, prevalecen algunas medidas unilaterales contrarias a este espíritu de libre comercio que pueden reducir la competitividad. En específico, nos referimos a la medida 232, impuesta por Estados Unidos desde el 1 de junio pasado a todas las importaciones de acero procedente de México con un arancel del 25 por ciento, la cual representa un
serio impacto a la industria acerera y a toda su cadena de proveeduría.
Dicho impacto se refleja en los más recientes indicadores de exportaciones; de junio a la fecha las exportaciones de acero de Estados Unidos a México se han mantenido, mientras que las de México a Estados Unidos han caído en más de un 30 por ciento.
Además, no contribuye a la integración de contenido regional de los tres países.
En CAINTRA, como representante de múltiples empresas de todos los tamaños en este sector, solicitamos a las autoridades entrantes y salientes y al Senado de la República, insistir con el gobierno estadounidenses para excluir a México de esta medida.
En conjunto con organismos nacionales, estaremos proponiendo e impulsando este ajuste para que se realice a la brevedad posible, por la competitividad y desarrollo de la
industria acerera nacional y su cadena de valor.

CAINTRA NUEVO LEÓN

Por favor regalanos un like y siguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *