Desde hace años, Finlandia parece haber encontrado la fórmula para obtener resultados educativos sobresalientes. Los niños finlandeses inician la educación formal a los 7 años, tienen jornadas escolares más cortas, vacaciones más largas, muy pocas tareas y n o hacen exámenes y aunque su modelo ha demostrado ser un éxito, como lo prueba el estudio internacional PISA, el país no deja de innovar en su sistema educativo. 

 Hace un año, todos los centros de enseñanza del país nordico, introdujeron el método conocido como phenomenon learning,  mediante el que las materias tradicionales son desplazadas por proyectos temáticos en que los alumnos se apropian del proceso de aprendizaje. Parte de las reformas vienen impuestas por la adaptación a la era digital, en la que los niños ya no dependen de los libros para aprender; pero tampoco de las aulas, al menos no como las conocemos ahora.  

 

Adiós a las paredes 

 Las escuelas finlandesas están en medio de una gran reforma siguiendo los principios del open – plan o espacio abierto. ¿De que se trata esto? Hay una palabra que lo podría resumir: flexibilidad. No hay diferencias entre espacios de pasillo y clases. Los tradicionales salones cerrados se transforman en espacios multimodales, que se enlazan unos con otros mediante paredes de cristal y divisiones móviles. El mobiliario de las escuelas de diseño abierto es ajustable e incluye sofás y pufs.  

 “No hay una clara división o distinción entre los espacio de pasillo y las clases” señala Reino Tapaninen, jefe de arquitectos de la Agencia Nacional de Educación de Finlandia. De este modo, explica, los profesores y los estudiantes pueden elegir el espacio más adecuado para llevar a cabo un trabajo o un proyecto en función de si es individual, en equipo o en grupos más grandes.  

 “No se trata de espacios totalmente abiertos”, afirma Raila Oksanen, consultora de la firma finlandesa FCG, sino que el open –plan se basa en crear áreas de estudio “flexibles y modificables”. “Los niños tienen diferentes formas de aprender” agrega, por lo que los espacios versátiles “hacen posible formar distintos equipos, basándose en la forma en que los niños aprenden, prefieren trabajar y pasan su tiempo en estudio” 

Por favor regalanos un like y siguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *